Implantes a los 20 años

Implantes a los 20 años

La implantología oral es uno de los tratamientos que más han revolucionado el campo de la Odontología en los últimos años. Como ya sabemos un implante dental es un dispositivo de titanio, biocompatible, que hace las veces de raíz dental, y sirve de soporte a la corona fabricada por el técnico de laboratorio.

La ausencia de dientes permanentes en edades tempranas puede deberse a procesos infecciosos como la caries dental o la patología periapical, a procesos erosivos del esmalte, a traumatismos o por agenesias. Estas últimas, son anomalías craneofaciales congénita de origen multifactorial muy comunes, donde se produce la ausencia de uno o más dientes, es decir, durante la etapa de formación dentaria no llegan a desarrollarse.

 

¿Por qué hay cierta tendencia a tener menor número de dientes?

 

Según la teoría de Herpin los músculos, los huesos y los dientes se encuentran en regresión debido a la evolución. El hombre primitivo poseía grandes maxilares y potente musculatura debido a su tipo de alimentación, por lo que todos los dientes tenían espacio suficiente para emerger en boca sin sufrir ningún tipo de apiñamiento dental. En cambio, ahora, los maxilares son más pequeños y la musculatura menos tonificada, ya que nuestra alimentación está mucho más procesada, pero, aun así, el número de dientes que tenemos en boca sigue siendo el mismo que antaño, por lo que una tendencia evolutiva a disminuir el número de dientes por cada grupo dentario.

En el grupo incisivo es más frecuente la agenesia de los incisivos laterales (2%) los cuales suponen para estos pacientes un gran compromiso de su estética dental, en el grupo premolar la agenesia del segundo premolar (3%) y en el grupo molar la de los terceros molares (muelas del juicio) (20%). Normalmente la prevalencia de agenesias es mayor en dentición permanente que en dentición temporal.

Las agenesias se consideran un tipo de anomalía dental, que en el caso de comprometer la funcionalidad y estética del paciente es necesaria la reposición de esos dientes mediante un equipo multidisciplinar formado por un ortodoncista, periodoncista y por un prostodoncista.

 

Requisitos para portar implantes dentales

 

Cuando se produce la pérdida prematura o agenesia de un diente permanente, es necesario reponerlo ya bien sea mediante prótesis removible o mediante implantes.

Los implantes dentales es uno de los tratamientos más demandados en la actualidad, pero no todos los pacientes son candidatos a llevarlos ya que es necesario cumplir una serie de requisitos, como:

Tener buen nivel de salud general
Tener buena salud oral tanto dental como periodontal
Tener buena cantidad y calidad de hueso
No estar en edad de crecimiento
Tener buenos hábitos de higiene oral
Evitar el consumo de tabaco y alcohol

 

¿Cuál es la edad mínima para la colocación de un implante dental?

 

Uno de los requisitos indispensables a la hora de someterse a tratamiento con implantes dentales es no estar en edad de crecimiento.

Cuando un niño tiene ausencia de un diente permanente ya sea porque se lo han extraído o porque nunca ha llegado a formarse, no se le puede reponer con un implante dental hasta que no haya terminado su periodo de crecimiento, ya que como vimos en el post de “Implantes en niños” el implante queda anquilosado en el hueso y no acompaña al crecimiento de este, provocando problemas de desarrollo de los maxilares y de oclusión.

Por lo general, la edad mínima para la colocación de implantes dentales es a los 18 – 20 años aproximadamente, en hombres, y en el caso de las mujeres incluso se puede adelantar, ya que estas finalizan su crecimiento y desarrollo antes.

Aun así, este rango de edad puede ser variable dentro de cada paciente, independientemente de su sexo, ya que existen diferentes factores que lo regulan como las influencias genéticas, factores ambientales, factores nutricionales y neuroendocrinos.

Por este motivo, el Odontólogo debe estar totalmente seguro de que el crecimiento haya finalizado.

 

¿Cómo se determina el final del crecimiento facial?

 

Numerosos estudios han demostrado que la edad cronológica (la que aparece en el DNI) no se puede usar como parámetro a la hora de analizar el estado de maduración esquelética de cada paciente, ya que muchas veces no se corresponde con el desarrollo y maduración del paciente, por lo que se utilizan diversos métodos para este fin. Una de las técnicas más empleada en la Odontología es la radiología donde se utilizan radiografías de la mano y la muñeca, y radiografías de las vértebras cervicales.

 

Radiografía de la mano-muñeca. (carpograma) Es un método muy utilizado en medicina para valorar la madurez ósea de los individuos, donde se visualizan todos los huesos de la mano, muñeca y antebrazo. El proceso de maduración ósea va variando con la edad, y se puede observar en la radiografía como los puntos de crecimiento van desapareciendo, ya que posee diferentes estadios de maduración. La valoración ósea se compara con la talla, peso y desarrollo sexual del paciente y así se puede saber si el crecimiento ha finalizado o no.

 

Radiografía de las vértebras cervicales. Otro indicador de maduración ósea es el llamado método de maduración cervical. Con una radiografía lateral de cráneo podemos observar los cambios morfológicos de los cuerpos de las vértebras cervicales. Este método es mucho más usado, ya que no requiere de una exposición radiográfica adicional de la mano-muñeca. Normalmente se realizan 2 radiografías al paciente, con 6 meses de diferencia, y se superponen para ver si se ha producido algún cambio en la morfología de las vértebras cervicales. Si no hay cambio, es que el crecimiento óseo ha finalizado. Este método a sustituido al anterior ya que las radiografías laterales de cráneo se realizan de forma rutinaria en la consulta odontológica y en ellas pueden observarse las vértebras cervicales, por lo que son mucho más accesibles que las anteriores.

 

También existen otras técnicas biológicas que determinan marcadores de crecimiento en el plasma sanguíneo, pero no suelen emplearse en estos casos.

 

¿Qué ocurre si se coloca un implante en edad de crecimiento?

 

Como hemos dicho anteriormente, es necesario que el Odontólogo esté 100% seguro de que el paciente no se encuentra en edad de crecimiento, ya que durante su etapa de erupción los dientes forman hueso alveolar acompañando a su crecimiento vertical. En cambio, un implante, se comporta de forma similar a un diente anquilosado, el cual carece de crecimiento alveolar y erupción dentaria, dejando al implante más enterrado que el resto de dientes con un defecto vertical óseo que se caracteriza por un escalón tanto en encía como hueso dejando una zona de alto contraste entre el hueso y la encía normal adyacente y la zona del implante. Esto supone una gran afectación estética, sobretodo en sectores anteriores.

Además, la colocación de un implante en edades tempranas puede provocar interferencias no solo en el crecimiento alveolar, sino también en el crecimiento basal o incluso el implante puede desplazarse a las fosas nasales o al seno maxilar provocando patologías secundarias.

Aun así, existen síndromes como la displasia ectodérmica, donde la ausencia de dientes es total, y es en estos casos donde la colocación de implantes estaría indicada, aunque el paciente este en edad de crecimiento.

 

Implantes a los 20 años

 

Una vez que ha finalizado el crecimiento y el Odontólogo lo ha verificado con las pruebas de diagnóstico pertinentes, es hora de planificar la intervención.

La colocación de implantes dentales corre a cargo tanto de los implantólogos como de los cirujanos maxilofaciales y se realizan de forma rutinaria en nuestras consultas dentales que están totalmente equipadas con el personal y el material adecuado.

La ventaja de colocar implantes en pacientes jóvenes es que su estado de salud general y periodontal es muy bueno, y, además, su cantidad y calidad de hueso alveolar es el adecuado por lo que el resultado final será óptimo, tanto en funcionalidad como en estética.

Cabe decir, que es necesario inculcar al paciente buenos hábitos de higiene oral y que acuda a revisiones periódicas con el fin de diagnosticar precozmente posibles patologías que puedan afectar la integridad de los implantes dentales, como la periimplantitis, enfermedad de la cual hablaremos en futuros post.

Además, es importante que este tipo de intervenciones no se retrasen demasiado, ya que la falta de una pieza dental provoca problemas fonatorios, masticatorios, estéticos y pérdida de hueso que complican el futuro tratamiento con implantes dentales.

Por lo tanto, si estás pensando en someterte a un tratamiento de implantes dentales no dudes en acudir a tu dentista de confianza. Este estudiará detenidamente tu caso adaptando el tratamiento a tu situación oral, de tal forma que puedas recuperar la funcionalidad y estética deseados.

 

Solicita tu cita ahoraNote: There is a rating embedded within this post, please visit this post to rate it.

La entrada Implantes a los 20 años aparece primero en Clínicas Cleardent.

Por favor, siganos
Share:

Dra. Edna Evelyn Diaz Oropeza

La Dra. Edna Evelyn Diaz Oropeza es graduada de la Escuela Militar de Odontología y Especialista en Prótesis Bucal graduada por la Escuela Militar de Graduados de Sanidad y con 23 años de experiencia en el área de la odontología le garantiza un resultado de acuerdo a sus expectativas para devolverle o mejorar su salud bucal.

Comments are closed.

Vasco de Gamma 200

Entre Av. Juan Pablo y Calle 2. Boca del Rio, Veracruz

2291158548

Llámanos hoy!!

Horario de Apertura

Lunes - Viernes: 11:00 - 18:00

Agenda

dra.edna@dentistaveracruz.com.mx
Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial