Manejo del paciente con Cáncer en el Gabinete Dental

Manejo del paciente con Cáncer en el Gabinete Dental

La enfermedad del cáncer continúa siendo una de las principales causas de mortalidad en el mundo, con unos 14 millones de casos nuevos diagnosticados en el año 2012. La tendencia de aquí a los próximos años es creciente, siendo diagnosticados millones de casos nuevos, gracias a los avances diagnósticos logrados.

También en España, el cáncer es una de las principales causas de morbilidad, con 215.535 casos estimados para el año 2012, 228.482 casos estimados para el año 2017 y una previsión de 315.413 casos para el año 2035.

Los tumores más frecuentemente diagnosticados en España en el año 2017 fueron los de colon-recto, próstata, pulmón, mama, vejiga y estómago.

(Datos extraídos del último informe de la Sociedad Española de Oncología Médica)

Es por ello que debido al aumento poblacional de los países desarrollados, a una mayor esperanza de vida, y a un avance científico tanto en métodos diagnósticos como tratamientos, hacen que el cáncer se haya convertido en una enfermedad cotidiana en nuestra sociedad, cuyos pacientes debemos de saber tratar y mejorar su calidad de vida de la forma más satisfactoria posible.

 

Características del paciente con Cáncer

 

La principal característica del enfermo de cáncer que debemos de tener en cuenta es que se trata de un paciente inmunodeprimido, lo cual quiere decir que es un paciente con las defensas bajas que es más susceptible que cualquier otro a las infecciones (a menudo de origen oral, tales como: mucositis, ulceraciones, tendencia hemorrágica, retrasos en la cicatrización, etc. )

Los pacientes en tratamiento de cáncer pueden fallecer ya sea:

Como resultado de una infección
Por la progresión de su enfermedad
Por una terapia demasiado agresiva

Es por ello que el odontólogo ha de centrarse en evitar las infecciones secundarias y su progresión en la cavidad oral, que resulta uno de los motivos principales que pueden llevar a la pérdida del paciente. Abarcaremos así las infecciones desde dos puntos:

 

Enfoque preventivo: antes de comenzar los tratamientos de quimio y radioterapia, protegiendo al paciente de futuras complicaciones que puedan empeorar y agravar su estado de salud y disconfort en el día a día.
Enfoque paliativo: tratando las infecciones y complicaciones fruto del tratamiento recibido para el cáncer, siendo siempre la boca uno de los organismos más afectados.

De este modo disminuiremos la incidencia de septicemias y por consiguiente la morbilidad y mortalidad de los pacientes oncológicos.

 

Consideraciones previas al tratamiento dental en estos pacientes

 

La característica fundamental de estos pacientes tal y como nombrábamos previamente es la inmunosupresión. Es por ello que antes de realizar ningún tipo de tratamiento ya sea preventivo o paliativo es necesario llevar a cabo un análisis sanguíneo para ver:

número de plaquetas
número de leucocitos
tiempo de protombina

¡No tratar a ningún paciente con un número de leucocitos menor de 1.000 y con las plaquetas fuera del rango de entre 50.000 y 100.000!

Cuándo el paciente es diagnosticado de cáncer y antes de comenzar el tratamiento se llevarán a cabo una serie de medidas preventivas evitando que se puedan producir problemas durante la quimio y radioterapia.

Se realizará una historia médica exhaustiva, acompañada de una exploración clínica y radiológica de la cavidad oral, comprendiendo dientes, tejidos blandos y prótesis que porte. Se determinará el grado de higiene oral, para reforzarla y marcar pautas.

Imprescindible extraer dientes en mal estado con reabsorción severa, bolsas periodontales descontroladas y gran movilidad.
Retirar prótesis desadaptadas que incrementen la reabsorción de los rebordes edéntulos.
Eliminar los bordes cortantes de obturaciones que irriten aún más la mucosa o que interfiera con el autocuidado del paciente.
Tratar la enfermedad periodontal
Tratar condiciones patológicas como quistes, abscesos periapicales y dientes incluidos.

Es posible mejorar así la calidad de vida de los pacientes una vez todos estos irritantes locales mencionados dejen de ser fuente de infecciones locales y sistémicas cuando el sistema inmune se encuentre deprimido.

 

Complicaciones orales más frecuentes durante la quimioterapia y radioterapia y cómo tratarlas

 

Las complicaciones más frecuentes y comunes de la QUIMIOTERAPIA son:

Infecciones orales principalmente producidas por Cándida y bacterias gram-
Úlceras y mucositis en mejilla, cerca de carrillos y sobretodo en encía.
Gingivorragia o sangrado gingival, la cual resulta por la trombocitopenia generada también por la inmunosupresión.
Xerostomía que se caracteriza por los cambios en la cantidad y calidad de la saliva dificultando la deglución y deteriorando el estado dental favoreciendo la aparición de la caries e infecciones orales. El principal fármaco culpable de ello es la adriamicina.

Las complicaciones más comunes de la RADIOTERAPIA son:

Igualmente la mucositis y las úlceras, que van a depender en gran parte del tipo de radiación, de la dosis recibida y de la duración del tratamiento.
Pérdida de sabor.
Xerostomía que llevará igualmente a caries y aumento de infecciones.
Trismus.
Osteoradionecrosis, la complicación menos frecuente y más grave de todas ya que cursa con la necrosis del hueso, siendo la mandíbula más susceptible que el maxilar superior debido a que presenta más baja vascularidad. Los primeros síntomas cursan con presencia de dolor, secuestros óseos o supuración continua.

Durante el período en el que el paciente está recibiendo tratamiento para el cáncer, el papel del odontólogo se centrará en paliar todos esos efectos secundarios que repercuten a nivel oral e intentará mejorar la calidad de vida del paciente. Así pues según el efecto secundario se tomarán medidas distintas:

Para las úlceras orales: aplicar ácido fólico sistémico o tópico, mantener una buena higiene oral y enjuagues con clorhexidina al 0,2% dos veces al día. Decir al paciente que no utilice enjuagues que puedan contener alcohol u otros agentes irritantes que dañen y creen sensación de ardor en la mucosa.
Para la mucositis y úlceras asociadas: Lavados bucales con una solución de bicarbonato de sodio templado a lo largo del día; utilizar anestésicos tópicos como xilocaína al 2% en gel para disminuir el dolor; prohibirse el hábito de fumar y el consumo de alcohol que incrementa el dolor por irritación en mucosa y encías; prohibir alimentos ácidos y las especias que aumentan la irritación.
Para las infecciones herpéticas: administrar Aciclovir.

Para las candidiasis orales: utilizar enjuague de nistatina y clotrimazol.

Para portadores de prótesis removibles: mantenerlas muy limpias y durante la noche en disolución de hipoclorito al 1%.

Para la xerostomía: uso de sustitutos salivares que mantengan humectadas la mucosa y las encías como la carboximetilcelulos o la pilocarpina.

Para evitar la osteoradionecrosis y osteomielitis: antes de someterse a radioterapia habrá que valorar la necesidad de realizar exodoncias de alguna pieza, y si es así el hueso de las extracciones no debe estar expuesto y la cicatrización debe ser completa de al menos 2 a 3 semanas; no realizar tratamientos dentales ni procedimientos quirúrgicos durante la radioterapia porque aumenta considerablemente el riesgo de ORN. Tras la radioterapia si hay que realizar exodoncias dentales éstas serán con el mínimo trauma, se preservará periostio, no se dejarán bordes cortantes, la sutura será cuidadosa y se realizará profilaxis antibiótica durante al menos 4 semanas.

Control de la dieta baja en azúcares: para no favorecer la aparición de caries.

Tras la radioterapia no se colocarán prótesis dentales hasta que hayan pasado mínimo 6 meses.

 

Tratamientos de Urgencia

 

Es común que durante el tratamiento con quimioterapia o radioterapia el paciente sufra dolor en alguna pieza en concreto y sea necesario realizar un tratamiento dental sin posibilidad de retrasarlo.

En estos casos, lo fundamental es ver que los valores hematológicos no estén alterados, y si lo están será necesario realizar una transfusión sanguínea.

Siempre para cualquier tipo de tratamiento de urgencia durante la quimioterapia o radioterapia habrá que realizar cobertura antibiótica. A todo ello habrá que sumarle una interconsulta constante con su oncólogo para organizar y llevar a cabo el tratamiento.

 

Resumen del papel del odontólogo

 

Resumiendo el papel que realiza el odontólogo en un paciente con cáncer sometido a tratamiento de quimioterapia, radioterapia o ambos dos combinados, podríamos afirmar que:

 

Evitará que la cavidad oral sea una fuente de complicaciones añadidas al problema tumoral mediante la prevención.
No pondrá en peligro la vida del paciente controlando el riesgo de infección oral.
Intentará mejorar su calidad de vida mediante el tratamiento de los efectos secundarios al tratamiento.
Incluirá al paciente en un sistema de seguimiento periódico (cada 3 meses aproximadamente) basado en la salud oral, potenciando la higiene, la profilaxis ambulatoria y las medidas preventivas.
Establecerá un diálogo e interconsulta con el oncólogo para ofrecer el mejor tratamiento y posibilidad terapéutica posible.

 

solicitar primera visita gratuita

La entrada Manejo del paciente con Cáncer en el Gabinete Dental aparece primero en Cleardent.es.

Por favor, siganos
Share:

Dra. Edna Evelyn Diaz Oropeza

La Dra. Edna Evelyn Diaz Oropeza es graduada de la Escuela Militar de Odontología y Especialista en Prótesis Bucal graduada por la Escuela Militar de Graduados de Sanidad y con 23 años de experiencia en el área de la odontología le garantiza un resultado de acuerdo a sus expectativas para devolverle o mejorar su salud bucal.

Comments are closed.

Vasco de Gamma 200

Entre Av. Juan Pablo y Calle 2. Boca del Rio, Veracruz

2291158548

Llámanos hoy!!

Horario de Apertura

Lunes - Viernes: 11:00 - 18:00

Agenda

dra.edna@dentistaveracruz.com.mx
Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial