Ortodoncia a los 20 años

Ortodoncia a los 20 años

Desde el momento en que diversos estudios fueron demostrando que el proceso de reabsorción y aposición ósea en los tejidos dentales existía durante toda la vida, a excepción de cuando había pérdida dental, se abandonó la creencia de que los tratamientos de ortodoncia eran única y exclusivamente para niños y adolescentes.

Este proceso de reabsorción y aposición de hueso es fundamental en la biomecánica ortodóncica y es en el que se basa el movimiento dental dentro de los maxilares.

Esto quiere decir, por tanto, que durante toda nuestra vida, los dientes podrán ser cambiados de posición, aunque de manera más o menos lenta, y con unas características distintas según la etapa de la vida en la que nos encontremos.

 

Particularidades de la adultez temprana (de los 20 a los 30 años aproximadamente)

 

Desarrollo biológico

 

La adolescencia es la etapa de desarrollo que abarca de los 13 a los 18/19 años. El crecimiento está en pleno apogeo, con un acusado descontrol hormonal y una serie de cambios muy rápidos de talla y peso. Esto se acompaña de una inestabilidad emocional y de estados de ánimo, confusión de roles, búsqueda de la identidad, etc. Todo ello afecta a la hora de hacer un tratamiento de ortodoncia en varios sentidos. Por un lado, es el momento óptimo para promover cambios en la posición de dientes y maxilares, por la explosión de crecimiento que ocurre en estos años. Y por otro lado, debido al delicado equilibrio emocional de estos adolescentes, habrá que tener especial cuidado a la hora de motivarlos para usar la aparatología con todo lo que ello conlleva y de que no abandonen el tratamiento antes de tiempo, y ofrecerles opciones lo más estéticas posibles.

Por el contrario, en la primera etapa de la adultez, en torno a los 20 años y aproximadamente hasta los 30, se llega a un funcionamiento físico óptimo, con un desarrollo óseo y muscular completo. Las condiciones físicas e intelectuales son insuperables en esta etapa. Emocionalmente se llega poco a poco a una estabilidad también. Aunque hablando de ortodoncia podríamos pensar que ya no es una buena etapa para lograr los resultados, nada más lejos de la realidad.

Se dan una serie de condiciones físicas y psicológicas muy buenas para conseguir fantásticos resultados.

 

Motivo de la consulta

 

Realmente es el paciente joven el que con más frecuencia acude a la consulta con el ortodoncista. Cada día, el número de adultos en tratamiento con ortodoncia va en aumento.

En este colectivo, la principal preocupación por la que acuden a la consulta de ortodoncia es la estética facial y de su sonrisa en particular. Suele estar relacionado con la necesidad de dar una inmejorable imagen de cara al mundo laboral y de las relaciones personales. Y para conseguir los resultados deseados, también demandan aparatologías lo más estéticas posibles.

 

Problemas de salud oral

 

Por lo general no existe gran diferencia entre la salud bucal de un adolescente y de un adulto joven. Suelen tener los tejidos periodontales, óseos y dentales en buenas condiciones. No suelen tener aún problemas de abrasiones dentarias o desgastes, ni problemas de recesión gingival, normalmente no hay dientes ausentes,…

Sí podríamos encontrarnos con dientes que tienen pérdida de estructura dental por traumatismos, o reconstruidos por caries, en ocasiones gingivitis o periodontitis agresivas (a veces ocurren en niños, adolescentes y adultos jóvenes), etc.

Todo esto hace que el tratamiento ortodóncico, deba realizarse con la colaboración de varios especialistas, pues la rapidez con que se muevan los dientes, la salud de los mismos y de los tejidos circundantes y la estética final conseguida en definitiva, dependerá de que durante todo el tratamiento la salud bucal global sea buena.

 

Duración del tratamiento

 

Puesto que no hay prácticamente diferencia en las fuerzas aplicadas en adolescentes o adultos jóvenes, debido a que los procesos óseos de aposición y reabsorción se conservan casi iguales en estas edades, no debería haber tampoco diferencia en el tiempo de tratamiento con ortodoncia.

Todo dependerá también de lo que hemos hablado antes, es decir, de la salud bucal en general del adulto joven y de su motivación para mantenerla a lo largo del tratamiento de ortodoncia, recibiendo y cumpliendo las distintas recomendaciones del ortodoncista y de los especialistas que colaboren con él.

Una gingivitis no controlada, por ejemplo, puede hacer que los movimientos dentarios se ralenticen, con el consecuente retraso en el tratamiento.

 

Abandono del tratamiento ortodóncico

 

El adulto joven ya toma por sí mismo la decisión de realizarse un tratamiento con ortodoncia. Tiene sus propias motivaciones y por tanto es más exigente que el niño o el adolescente tanto en el procedimiento como en los resultados esperados. Además, se interesa por el progreso entre citas y necesita saber el por qué de cada acción. Eso hace que el nivel de abandono del tratamiento sea muy bajo ya en estas edades. (no ocurre lo mismo en la adolescencia y en algunos casos en la infancia)

Sin embargo, deben tener cuidado, porque suelen tener expectativas muy altas, a veces poco realistas y es preciso acordar tratamientos con objetivos reales y alcanzables. De ello dependerá también su colaboración con el especialista a lo largo de todo el tratamiento.

 

Importancia del Diagnóstico en Ortodoncia

 

 

IMPORTANCIA DEL DIAGNÓSTICO EN ORTODONCIA

 

Para realizar un correcto tratamiento con ortodoncia y conseguir los resultados esperados de manera predecible, necesitamos basarnos en un buen diagnóstico. Es mucho más importante que otro tipo de aspectos como el tipo de aparatología o la duración del tratamiento.

Se trata de saber qué tipo de problema o problemas tiene la persona en cuestión, y qué es lo que los origina.

Por ejemplo, una persona puede tener los dientes apiñados, pero las causas de ello pueden ser múltiples: arcadas dentarias pequeñas con tamaño de dientes normal, dientes de gran tamaño, puede que solo haya apiñamiento en una de las arcadas dentarias, porque el problema derive de una falta de armonía entre el tamaño de los maxilares, o se podrían combinar varios problemas entre sí, además de muchos más factores que intervendrán en este u otro tipo de problemas. También es frecuente que coexistan varios tipos de problemas en un mismo paciente.

Para elaborar un buen diagnóstico y un posterior buen plan de tratamiento necesitaremos recoger información a través de la historia clínica del paciente, exploración física, impresiones para tener modelos de estudio, fotografías y radiografías.

A partir de ahí se hará un estudio cefalométrico y distintos tipos de mediciones que dirán al ortodoncista todo lo que necesita saber para planificar un buen tratamiento.

Esto es común en todos los grupos de edad, se hace en todos los pacientes.

 

Plan de Tratamiento

 

Con todos los datos necesarios en su poder, y tras haber realizado un detallado diagnóstico y estudio de cada caso particular, el ortodoncista será capaz de programar un plan de tratamiento, en el que se incluirán el listado de problemas ordenados por nivel de severidad y prioridad de tratamiento.

A veces hay más de una alternativa de tratamiento, y será el paciente según sus expectativas, características de higiene oral y compromiso con el tratamiento, posibilidades económicas, etc, el que se decante finalmente por una u otra opción.

En el caso de los adultos jóvenes, hay una particularidad que no se da en niños y adolescentes, y es que, al haber finalizado ya el crecimiento físico, el ortodoncista ya no cuenta con la posibilidad de realizar ortopedia dentomaxilar para corregir determinados problemas que afectan a los huesos maxilares.

Por tanto, cuando el especialista se encuentre con un paciente con una maloclusión causada por una disarmonía entre el tamaño de ambos maxilares, o de la posición de los mismos entre sí o con respecto al cráneo, asimetrías, etc, podría recomendar al paciente hacer un tratamiento combinado de ortodoncia y cirugía ortognática.

El tratamiento constaría de una primera fase de ortodoncia prequirúrgica, a continuación la intervención en quirófano, y después una corta fase de “refinamiento” con la aparatología para terminar de conseguir los resultados deseados. Finalmente, como en todo tratamiento con ortodoncia, tendría una fase de retención.

Los pacientes candidatos a este tipo de tratamiento, se beneficiarán de una mejora en el aspecto facial global, resuelve problemas de oclusión, se puede tratar la apnea del sueño, etc.

Como hemos comentado, este tipo de tratamientos combinados sólo se puede realizar una vez finalizado el crecimiento del paciente, siendo estas edades entre los 20 y 30 años muy adecuadas para ello.

En cuanto a la aparatología a usar en el paciente joven adulto, el ortodoncista deberá tener en cuenta que no siempre resulta fácil aceptar la necesidad de llevar aparatos visibles que dificultan el habla y afean la sonrisa. Además, suelen ser menos tolerantes a las incomodidades provocadas por los aparatos, con lo que, dependiendo del plan de tratamiento y de las preocupaciones del paciente, el ortodoncista se decantará por un tipo u otro de aparatología.

Los más usados en adultos son los aparatos de brackets estéticos de resina, zafiro u otros materiales que imitan el color del diente.

También existe el método con ortodoncia lingual, en la que la colocación de los brackets se hace por la cara interna de los dientes, con lo que la estética no se ve en nada afectada( aunque las molestias son mayores).

Hoy también contamos con la técnica de Invisalign, en la que se usan unos alineadores removibles y transparentes, que tampoco afectan prácticamente en nada a la estética del paciente y además destacan por su gran comodidad.

En definitiva,” la ortodoncia no entiende de edades”. En cualquier época de la vida es posible hacerse un tratamiento ortodóncico para mejorar estética y función facial y bucal. Sí habría que tener en cuenta que en cada etapa se puede actuar de una manera distinta, y nos podemos encontrar diferentes problemas o dificultades.

Por ello es siempre recomendable acudir a la consulta con el ortodoncista desde edades tempranas para poder detectar los problemas lo antes posible y decidir tranquilamente cual es el mejor momento para tratarlos.

 

solicita una primera visita gratuita

 

Note: There is a rating embedded within this post, please visit this post to rate it.

La entrada Ortodoncia a los 20 años aparece primero en Clínicas Cleardent.

Por favor, siganos
Share:

Dra. Edna Evelyn Diaz Oropeza

La Dra. Edna Evelyn Diaz Oropeza es graduada de la Escuela Militar de Odontología y Especialista en Prótesis Bucal graduada por la Escuela Militar de Graduados de Sanidad y con 23 años de experiencia en el área de la odontología le garantiza un resultado de acuerdo a sus expectativas para devolverle o mejorar su salud bucal.

Comments are closed.

Vasco de Gamma 200

Entre Av. Juan Pablo y Calle 2. Boca del Rio, Veracruz

2291158548

Llámanos hoy!!

Horario de Apertura

Lunes - Viernes: 11:00 - 18:00

Agenda

dra.edna@dentistaveracruz.com.mx
Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial